Nacimiento y primeros comienzos ¿Cómo se siente?

Pasamos de estar contenidos, calentitos, seguros, a sentirnos desprotegidos, comenzamos a escuchar voces (algunas conocidas, otras no) pero, hay una voz que particularmente nos calma: la voz de mamá.

Hola papás, ¿Cómo están? En esta nota vamos a contarles un poco de la constitución psíquica de sus bebés en los primeros meses de vida.

Cuando el bebé nace, no tiene una imagen corporal de sí mismo, sino que la va construyendo de acuerdo a los vínculos y los objetos que lo rodean. ¿Cómo ayudamos a construir esto? Hablándole, mirándolo, sosteniéndolo, para que él pueda reconocer un medio externo, un medio interno y su propio cuerpo.

El vínculo es I N D I S P E N S A B L E para que nuestro bebé sobreviva, y se constituya como sujeto; según Lacan, el bebé se construye en una DÍADA entre el bebé y su mamá (o quien ejerza dicho rol).

  • ¿Qué nos interesa observar en los bebés a lo largo de su primer año de vida?

Hay tres aspectos que nos van “indicando” si el desarrollo psíquico es adecuado… y podemos observar tres entidades:

  1. Sonrisa social
  2. Angustia del octavo mes
  3. El “NO”
  1. La sonrisa social, suele ser próximo a los tres meses de edad de nuestro bebé; en éstos meses, el bebé no se considera como objeto separado y disociado de su mama, sino que sigue creyendo que hay una simbiosis que los une, que une ambos cuerpos, como dijimos anteriormente… no reconoce su propio cuerpo.

Cuando aparece la SONRISA SOCIAL, es un buen indicador psíquico y psicológico, porque le permite coordinar al menos una parte de su aparato corporal y usarlo para la expresión de su experiencia psicológica.

¿Qué hace LA SONRISA SOCIAL?

El bebé responde a un rostro de una persona que por ejemplo le brinda una sonrisa, o que se mueve; reconoce al otro, ajeno a él.

En esta etapa el bebé comienza su tránsito desde la pasividad completa al comienzo de una conducta activa que de ahora en adelante desempeñará un papel de gran importancia.

2. La Angustia del octavo mes; el bebé comienza a sentirse un objeto separado de su madre, ya cuando la solicita, ella no responde tan rápido como en los primeros meses, quizás, su mamá salió a trabajar y no está en casa, y quien lo cuida es otra persona; es así como el bebé empieza a entender que su mamá no le pertenece, que no está disponible para él las 24 horas al día, sino que es un ser distinto y separado de él; Que si él la desea, tiene que empezar a esperar ciertos tiempos.

El bebé ya reconoce la figura de su madre, y puede diferenciarla entre personas conocidas. Como también, reconoce y diferencia entre rostros «conocidos y no».

Durante la Angustia del Octavo mes, se pueden observar situaciones como por ejemplo, el llanto ante rostros nuevos, la angustia que le provoca que su mamá se vaya, momentos de impaciencia, etc.

Como su nombre lo indica, suele suceder APROXIMADAMENTE en el 8vo mes de vida.

3. El “NO”, suele darse cerca del año de vida, y suele ir bastante de la mano al desarrollo motor de la marcha; el bebé empieza a reconocer límites, y prohibiciones.

Ya  entendió que es un cuerpo separado al de su madre, ¡y no sólo eso! Empieza a entender que hay una tercera figura que roba la atención de su madre… la figura paterna.

Habitualmente la figura paterna (o quién ejerza ese rol) está en relación al PADRE, que es quién va a poner el límite, el que va a exigirle a su mujer tiempo, dedicación y atención. Entonces, se produce una tríada, donde el papá es el responsable de poder romper ese vínculo simbiótico entre bebé – mamá y de la forma más amorosa imponer el límite, para que el niño reconozca que no puede buscar ese amor dentro de su propia familia, sino que debe salir a buscarlo afuera.

A su vez, en esta etapa, el niño ya de aproximadamente 12 meses, gatea o esta comenzando a caminar, y así empieza a conocer el mundo de un a forma un poco mas independiente… empieza a explorar… y es ahí cuando empiezan a observarse muchas respuestas de parte de sus padres:

“NO TOQUES ESO” “NO TE CAIGAS” “NO VAYAS PARA ALLÁ” “NO HACES CASO”, etc etc etc.

Siempre que hablamos de meses y períodos evolutivos DEBEMOS ENTENDER Y RECONOCER QUE CADA UNO TIENE UN DESARROLLO Y MADURACION PROPIO, NADA ES TAN EXACTO COMO SE ESPERA, cada bebé tiene sus ritmos y sus tiempos, puede que no sea exactamente en el 3er mes sino que suceda paulatinamente y esta respuesta se vea entre los 2 a 5 meses de edad… pero no esperes que tu bebé el día que cumple 3 meses cumpla con el primer indicador; es muy importante que aprendamos a reconocer los tiempos del otro y a respetarlo… y que así logremos observar los progresos lo mas amorosamente posible y sin alterarnos porque algo no sucede en ese preciso instante.

Papás, recordemos siempre en darles el tiempo que ellos necesitan; los niños tienen otros ritmos y es importante respetar sus momentos , esto será una de las claves que los ayudará a crecer sanamente (a ambos).

¡Que tengan una linda semana !

Gracias por elegirnos

Compartir en:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn

Otras notas en Mis Hijos Felices

Lactancia

Importancia de la Lactancia

¿Sabías que ?…Las glándulas mamarias se preparan para la lactancia desde la adolescencia, donde se experimenta un aumento en el tamaño de las mamas, areola

Leer más