hijosfelices
medio ambiente, cuidado

5 formas para educar a los niños en el cuidado del medio ambiente

La educación ambiental es un tema que ha tomado mucha relevancia en los últimos años ya que la falta de sensibilidad es un problema que nos afecta a todos. Debido al aumento de la población mundial y el crecimiento de la contaminación, la situación del medio ambiente y los temas relacionados con la naturaleza se han convertido en un problema crítico para la sociedad contemporánea.

Los niños son un pilar fundamental para el futuro. Por eso, es necesario educarlos desde pequeños para que aprendan a implementar cambios para un impacto positivo en su vida y las de sus familias.

Enseñarles el cuidado del medio ambiente no es solo una más entre tantas otras cosas que deben hacer a diario, sino algo que se conecta con la parte más importante del ser humano: su conciencia.

Necesitan conocer el valor y la importancia de la naturaleza. Es fundamental que sepan que los recursos naturales son escasos, que no hay infinidad de ellos en el mundo y que su preservación es vital para nuestra supervivencia como especie. Esto les ayudará a convertirse en ciudadanos responsables e involucrarse en el cuidado del planeta desde chicos.

Para empezar este proceso es muy útil realizar un diagnóstico de cómo están viviendo nuestros hijos en casa: ¿qué tipo de materiales consumen?, ¿qué productos utilizan?; ¿cómo usan el agua?  Además, es importante hablarles sobre qué hacemos mal y cómo podemos mejorarlo.

Hay muchas actividades divertidas y experimentos con juegos didácticos para comenzar con la educación hacia nuestros hijos e hijas. Hacé que se involucren activamente en la naturaleza para que puedan ver explícitamente las consecuencias de las formas de consumo actuales.

¿Cómo despertar conciencia por el cuidado ambiental?

Cultivar la conciencia ambiental a través de hábitos que enriquezcan su formación es clave para que tomen el protagonismo hacia un futuro mejor y más sostenible. Te damos cinco consejos prácticos para aplicar en tu casa:

1. Reciclá basura como el plástico, el papel y el vidrio

Recolectá botellas, latas de bebidas y frascos para que los niños puedan jugar, decorarlas y enseñarles a otros niños y niñas cómo hacerlo. 

2. Llevá tus propias bolsas ecológicas al supermercado

Es importante explicarles que una sola bolsa de plástico tarda más de 150 años en degradarse, además de las consecuencias negativas que tienen los plásticos en el planeta. Por lo tanto, si es un hábito que empezás a practicar desde temprana edad, lo percibirán como algo normal e imitarán la conducta.

3. Enseñales a valorar el agua

Explicales el concepto de agua como un recurso limitado y que debemos conservarlo para las generaciones venideras. Dependiendo de la edad y el nivel de conciencia, podés usar distintas estrategias para transmitirles este concepto: cerrar la canilla mientras se lavan los dientes o hacer concursos para ver quién gasta menos agua realizando un juego.

4. Respetá las áreas verdes

Los espacios verdes son un lugar perfecto para aprender a respetar el medio ambiente. Allí debemos dar el ejemplo con nuestra actitud y comportamiento diario. Por ejemplo, “no tires basura y recogé los desechos de tu mascota”. Además, si pasás por una zona llena de desechos, aprovechá para hacerles reflexionar sobre cómo estaríamos si todo el mundo tratara al planeta de esta forma.

5. Utilizá el transporte público y explícales el por qué

El último de los modos para reducir el impacto medio ambiental es la reducción de los viajes en automóvil. Para eso, podemos optar por distintos medios de transporte alternativos: bicicletas, colectivos y trenes. Podemos dar el ejemplo utilizando algunos de esos transportes para llevarlos a la escuela.

Los niños y niñas son los mejores embajadores de las causas vinculadas con el medio ambiente. Proteger el planeta es clave para el futuro de todos. ¡Así que manos a la obra!

Compartir