Parto respetado

El término «parto respetado» o «parto humanizado» hace referencia el respeto a los derechos de las madres, los niños y niñas y sus familias en el momento del nacimiento.  Promueve el respeto a las particularidades de cada familia – etnia, religión, nacionalidad – , acompañándola a través de la toma de decisiones seguras e informadas.

El parto respetado implica generar un espacio familiar donde la mamá y el recién nacido/a sean los protagonistas y donde el nacimiento se desarrolle de la manera más natural posible.

Cuando hablamos de parto respetado nos referimos que la mujer siga su propio pulso de parto evitando todo tipo de intervenciones innecesarias, así como a decidir la forma de controlar el dolor durante el parto.

Se considera la voluntad de la mujer embarazada, dejando a decisión de la madre con su debido asesoramiento donde, como y a quien elige como compañía para dar a luz a su bebé.

Algunas eligen su propio hogar, otras eligen hospitales pero la partera solo se asesora que el nacimiento va tomando su curso natural y no se realizan intervenciones quirúrgicas ni innecesarias en consonancia con las recomendaciones de la OMS.

El parto respetado, se basa en el RESPEETO DE LOS DERECHOS DE LOS PROGENITORES Y DEL NIÑO EN EL MOMENTO DEL PARTO.

Teniendo en cuenta los valores de la mujer, sus creencias y dignidad respetando su dignidad y autonomía durante el proceso de dar a luz en el nacimiento.

¿Cuáles son los derechos que tienen las mujeres durante el parto?

  • Derecho a la información: conocerá toda su información sobre su estado de salud. Es ella la que erigirá sobre su propia salud y la de su bebé.  Los profesionales serán los encargados de informar verdaderamente (a través de la palabra y por medio de un escrito en la historia clínica) a la madre, y ella será quien decida. 
  • Derecho a decidir: decidirá plenamente sobre la decisión que tiene por delante. La mujer puede sentirse atravesada por deseos y sentimientos durante el parto, por eso es necesario que este en presencia de alguien que ayude a guiar y asistir sobre la toma de decisiones, pudiendo expresar sus deseos y necesidades.
  • Derecho a elegir: con la información VERDADERA otorgada por los profesionales de la salud, la madre deberá ELEGIR y decidir de forma libre.
  • Protección de la intimidad: durante el parto podrá decidir si quieren o no que la asistan, quien quiere que esté presente, ya que en el momento del parto los genitales femeninos quedan expuestos, ella podrá decidir sobre su propia intimidad y quién está presente y quién no.
  • Derecho al niño por nacer, y al recién nacido: tanto mamá como bebé comparten derechos. Ambos tendrán el derecho a que se respeten sus tiempos, sus momentos, el ambiente y la compañía. Un bebé sano y una mamá sana tendrán el derecho a no ser tratados como enfermos. 
    • Los derechos del bebé comienzan en el útero, continúan en el parto y se prolongan durante su primer año de vida.

Todo conocimiento sobre estos le permitirá a la mujer ejercerlos decidiendo sobre su propia salud y también las posibles complicaciones que hay por delante, asumiendo la responsabilidad propia en el cuidado de su propia salud y la de su bebé.

Los derechos de los padres y los recién nacidos en el momento del nacimiento son tan importantes que merecieron el respaldo de una Ley Nacional, la 25.929. Esto significa que rige en todos los lugares del país.

La ley garantiza, entre otros, tu derecho a:

  • Un parto normal, que respete tus tiempos.
  • Que no te discriminen.
  • Que se respete tu intimidad.
  • Elegir a la persona que te acompañará durante el trabajo de parto, el parto y el posparto.
  • Que tu bebé esté en su cuna a tu lado, durante toda la internación (a menos que necesite cuidados especiales).
  • Que vos y tu familia reciban toda la información necesaria, en un lenguaje claro, sobre tu estado y la evolución del parto y del bebé.
  • Conocer los beneficios de amamantar y los cuidados que necesitan tanto el recién nacido como vos en esta etapa de la vida.
  • Conocer los efectos negativos del tabaco, el alcohol y las drogas.

Tenés derecho a ser considerada, respecto del proceso de nacimiento, como una persona sana, de modo que se facilite tu participación como protagonista de tu parto.

Compartir en:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn

Otras notas en Mis Hijos Felices

Lactancia

Importancia de la Lactancia

¿Sabías que ?…Las glándulas mamarias se preparan para la lactancia desde la adolescencia, donde se experimenta un aumento en el tamaño de las mamas, areola

Leer más